La enfermería (Dramione)

Os dejo con un pequeño relato Dramione que se me ocurrió después de ver Harry Potter y la cámara de los secretos:

Con tan solo 12 años, Draco Malfoy descubrió lo peligroso que eran los deseos.

Contemplaba el techo verdoso de la cama. Su nana de fondo eran los ronquidos de Goyle y los murmullos en sueño de Crabbe. Se giró para comprobar que Blake no movía ni un simple músculo, dando la impresión errónea de que estaba muerto. Todos sus compañeros dormían y él no era capaz.

La escuela estaba siendo atacada por la criatura del heredero de Slytherin y él se había alegrado por ello. Sí, los sangre sucia no tenían cavidad en el mundo mago, resultaba mejor si volvían a sus cachivaches extraños y sus vidas tan aburridas.

Y entonces, si pensaba así, ¿por qué tenía un pinchazo en el pecho? ¿Por qué se sentía tan… culpable?

«Solo es cuestión de tiempo que ocurra lo mismo y espero que sea a Granger».

Se levantó de un salto y se puso su bata negra. Idiota. No había motivos para sentirse así. Debía volver a la cama y dormir. Aunque sus pies parecían tener otra idea y se pusieron en marcha sin que su mente estuviera del todo de acuerdo.

«Háblame más de esa tal Granger» le había dicho su padre. Y él, deseoso por complacerle, lo hizo.

Fue un poco ridículo que en una misma oración se oyeran las palabras «asquerosa sangre sucia» e «inteligente y brillante bruja». ¿Qué clase de descripción era esa?

Se metió en la primera habitación abierta que encontró al escuchar que alguien más andaba por los pasillos. Los profesores de Hogwarts dejaban mucho que desear, pero a veces podía usarlo a su favor.

Su mente gritaba una y otra vez que se diera media vuelta y volviese a su cama. Sin embargo, había algo en su interior que le pedía que continuase, que la enfermería estaba muy cerca.

La vio a la lejanía y se tuvo que controlar para no correr. Por suerte, estaba desierta. Allí solo le acompañaban el chico idiota de la cámara, el chulesco de Hufflepuff y hasta el estúpido fantasma de Gryffindor. Ninguno de esos importaba, podían haber muerto y Draco ni hubiera cambiado la expresión de su cara.

La persona que había ido a ver estaba colocada en una de las últimas camas, en una posición estática. Granger era alguien que no callaba ni debajo del agua, siempre con la mano arriba para contestar preguntas, siempre con las ideas claras y las respuestas correctas… Verla sin abrir su bocaza le daba escalofríos. El silencio en la enfermería era demasiado pesado, tanto que Draco sentía que se ahogaba.

Se atrevió a tocar los dedos alzados de la chica, parecía una estatua de lo más realista. Le revolvía el estómago. Contuvo un suspiro. Su padre le diría que estaba siendo débil, que ella y muchos otros hijos de muggles se lo merecían por querer fingir ser como ellos.

Pero Granger no era como ellos. Nunca lo había sido. Ella solo había intentado encajar con los dos mentecatos de Gryffindor que menos se preocupaban por ella: Weasley-pis que no la miraba ni dos veces y el apestoso Potter que estaba demasiado enfocado en ser siempre el centro de atención. Ninguno la veía y ahora que había sido petrificada parecía que era lo más importante del mundo.

Dio la vuelta a la cama y se sentó al otro lado. Su cara de pánico le ponía nervioso. Se preguntaba una y otra vez qué era lo que había visto que la había horrorizado, qué era esa criatura que deambulaba por el pasillo.

Se fijó en las flores que habían colocado los asquerosos de sus amigos para animarla. Dejó escapar un resoplido irónico. Como si ella pudiese ver y escuchar todo. Porque no podía, ¿no?

Agachó la vista como si tratase de buscar unas palabras que dedicarle, algo que hacer para quitarse ese peso en la espalda que le hacía encogerse a cada segundo que pasaba. Fue en ese instante que vio el papel que descansaba en su mano. Frunció el ceño mientras se hacía con él. Era desagradable sentir el frío de su piel. Aquello no estaba bien, ese no debería ser la sensación que el tacto de la chica debía trasmitir. Leyó por encima lo que ponía en la hoja arrancada de un libro.

—¿Un basilisco? —Alzó la vista hacia la chica, como si esperase ver una reacción en su cara. Lo cierto era que le gustaba ver cómo juntaba las cejas cada vez que se metía con ella—. Tú nunca te equivocas, ¿eh?

Volvió a arrugar el papel y lo colocó de nuevo en su sitio. Se levantó y se volvió a preguntar si ella escucharía todo lo que pasaba a su alrededor; si estaba dormida o en una especie de limbo, suspendida en el tiempo y en una oscuridad fría esperando a que alguien la despertase…

—Me alegro que no hayas sido tú, Granger.

Tras soltar aquellas palabras notó que algo en su interior se aflojó. Se sintió un poco mejor porque no estaba seguro de si hubiera podido cargar con el peso de la culpabilidad si la chica hubiese resultado ser la víctima de aquella serpiente gigante.

Se marchó de allí sin mirar atrás, sabiendo que si alguna vez ella le decía algo de aquello lo negaría rotundamente.

120 comentarios en “La enfermería (Dramione)”

  1. Откройте для себя мир игры Авиатор
    2. Достигайте высоты в игре Авиатор
    3. Откройте для себя мир игры Авиатор
    4. Проведите приключение в игре Авиатор
    5. Раскройте загадки глубин пространства в Авиатор
    6. Откройте для себя игру Авиатор
    7. Узнайте все о самолетах игры Авиатор
    8. Готовьтесь к боевым полетам в игре Авиатор
    9. Наслаждайтесь невероятными полетами в игре Авиатор

  2. Luxury Homes |
    Live the Dream – Bali Real Estate for Sale |
    Prime Homes for Sale |
    |
    |
    |
    Experience Bali Real Estate |
    Unique Listings |
    Iconic Bali Real Estate |
    |
    |
    Authentic Bali Real Estate |
    |
    Bali Real Estate for Sale |
    |
    Unique Bali Real Estate |
    Stunning Properties |
    |
    Beautiful Homes for Sale |
    Unparalleled Experiences |
    Bali Real Estate }

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *